El tiempo innecesario


El tiempo innecesario
Christian Escobar Jiménez
2013
p.p 172

Contratapa

La lúcida, atribulada e irónica mirada de un mundo en ruinas. El mundo no se precipita hacia sus escombros, vive en ellos, crea sus fantasmagóricas imágenes sobre estos resquicios, arma pueblos irresolutos de los edificios viejos que no habitamos. Quienes nos precipitamos a la realidad somos nosotros, caminando hacia la conciencia de lo inexistente, de los vestigios de tierras ahora absurdas y yermas. Pero claro, para notar estos intersticios del vacío, las abstracciones no son el camino, están los días, repletos de la nada; meros símbolos alrededor. Desdiciendo a Carrera Andrade, compatriota del autor, parece que la eternidad ha dejado de rodearnos y sólo nos ha quedado la desazón de la transitoriedad, el ser polizones en un mundo que no nos corresponde y que no nos lleva en su viaje sin destino. Inteligente novela que no ha venido a corroernos, pero sí a desvitalizar eso que nos empuja hacia la nada.

Teresa Sarrate