Álulas

Álulas
María Tabares
p.p 87
2014

Contraportada

Juan Gelman decía que La poesía no es un pájaro./ Y es./ No es un plumón, el aire, mi camisa,/ no, nada de eso. Y todo eso. Y María Tabares parece decirnos lo mismo en este libro: No avisto ningún pájaro/ y sin embargo/ canta el árbol. Todo parece estar conectado: Juan y María conversan de pájaros en medio del universo del poema.

Según el diccionario de la R.A.E la palabra “Álula” ya es un poema: Grupo de plumas del borde anterior de las alas de las aves, que se insertan sobre el primer dedo y poseen funciones especiales en el vuelo. Es decir, es el principio del ala, el músculo del vuelo. Las alas y su función dependen de esas plumas. Es lo que está tras el pájaro y su misión: volar. El origen, el principio, la formación.

Este hermoso conjunto de poemas que nos entrega la colombiana María Tabares, en este minúsculo libro lleno de plumas, tiene la sensibilidad equilibrada de una mujer que trabaja el verso desde todos los sentidos: los huele y de ellos extrae la pulpa del aroma y el ritmo; los prueba como si fueran una golosina eterna; los mira y de ellos salen sus fantasmas. La cura de su dolor, su alegría de vivir y su canto; los oye como sinfonía de lluvia en tardes bogotanas: los siente desde antes de que se encuentren listos para ser bocaditos de lector. Este texto está extraído de las fibras más íntimas que un poeta de verdad pueda entregar en palabras.

La poesía de María Tabares es el cielo de plumas surrealistas que casi todos los días se sigue viendo en los azules de nuestra América.

Gran poeta latinoamericana. Su verbo y su pluma para el lector que ama estos poemas pájaros, que estrenan plumas y corazón.

Xavier Oquendo Troncoso