Arreglos para la historia

Arreglos para la historia
Santiago Grijalva
p.p 82
2017

Contraportada

Ya sabemos que la historia -la pesadilla de la historia-, avanza y se repite ante los ojos de los hombres cansados. Y es la poesía –la verdadera poesía- la que rompe este continuo con renglones difusos, salvando en sus palabras la luz de una aventura individual. Santiago Grijalva, contando o cantándonos su historia, comienza a cavar al interior de un corazón. Sin caminos o puertos fijos, en la movilidad de lo que nunca termina de ocurrir, sabe que “sólo el cielo se recubre de certezas”. Que “la comete que volaba cuando niño escapó una noche, a manos de otra generación”. Y así es que dibuja sus retratos como mapas de la ausencia. Para decir que allí estuvo. Que aún rotos los hilos alguien recuerda los linajes y la luz de las tardes. En alguno de estos poemas se nos dice que la poesía no necesita de poetas. Pero su libro nos dice lo contrario, con algo de ironía y honestidad. Lo que hay en estas páginas es una historia a la medida de una persona. La búsqueda de un rostro en su fragilidad y en su esperanza.

Santiago Espinosa