Lobo atado

Lobo atado
Luis Marcelo Pérez
p.p 47
2017

Contraportada

Aquel que se enfrenta al amor, empieza a inundarse. Dos cuerpos se juntan para hacer fluir los ríos del deseo que han de inundar el mundo, ahogarlo, y rehacerlo nuevamente. No hay prueba más clara que este libro. El poeta, naufrago creador, ofrece sus palabras como la certeza más fiel del nuevo origen. Su labor es rehacer el universo entre los labios. Lobo Atado, atado al mar breve e insondable como el éxtasis verdadero. Los poemas de este libro atraviesan la superficie del papel y de la piel para instalarse en la carne profunda, en los recovecos del alma; desde allí, el lector se envuelve en aquella voz, se convierte en aquel sujeto que clama, se entrega, muerde y bebe del plato del erotismo en cada poema; allí se alimenta, allí se conoce la templada eternidad, la primera palabra, el originario llamado de los cómplices gemidos. Luis Marcelo Pérez ha logrado encontrar la sencillez y la astucia que se requieren para escribir poesía de amor y de cuerpos; sus poemas son soplos, fugaces e inolvidables, como es – y debe ser siempre – el azote del beso, o el acto de ser lobo mediaval / que se desata desafiante para asir el deseo. En este libro, la poesía nmos da de beber. Todo aquel que pase sus páginas ha de realizar el más sagrado de los rituales: el de amar con viento y furia / como la caricia de un poema / una y otra vez, y sin prisa…

Juan Suárez Proaño

De Igor la primavera

De Igor la primavera
Rafael Tobar
p.p 82
2017

 

Es luciérnaga la ceniza

Es luciérnaga la ceniza
Pablo Raymond Mériguet Calle
p.p 82
2017

Contraportada

Encierro todo lo que me rodea./Yo rodeo aquello que me libera” Estos versos de Pablo Meriguet,  joven poeta ecuatoriano, trazan el mandala de su poesía.

Pablo, con quien nos hermanamos en Quito, tiene el poder de amplificar el sonido hasta destilar la esencia de la música. Y es éste otro de las característica de su escritura. Con el discurso fervoroso inquiere en el mundo, lo saquea y desnuda. Se mueve en él multiplicando espejos a los que interroga y lo interrogan. Y en esa multiplicidad se desencadena hasta dar con esa otra verdad que la poesía sólo destina a quienes se atreven a correr el riesgo de internarse en sus ocultas dimensiones.” Yo también caliento el sol/y mojo el agua./También le dueles al odio,/asesinas a la muerte cuando la piensas”. y – como en estos versos- hace diana, iluminado y rotundo. Y así muchos otros en los que se revela un creador enfebrecido y verdadero. Este libro maravillado da prueba de ello.

Utilizando una dialéctica tan incisiva como emocionada toma posesión de su sitio y desde allí se divide y crece en otros planos donde los cuerpos , la materia misma transida

de radiaciones que la resignifican, baraja de nuevo para que se abra paso y abarque físicamente lo irreal y lo real metafísicamente. Para construir su cosmogonía.

 Y es de celebrar que estemos frente a un intenso poeta arbolando desde temprano el campo de su grandeza. Con la percepción profunda y sin que le tiemble el pulso para afrontar los grandes abordajes. Seguro de emerger del caos, con una esmeralda viva entre las manos. Y con la naturalidad de “ese soldado que crea de la nada una puesta de sol” como dice en uno de sus poemas.

Con el mismo milagro con que engedran una luciérnaga radiante las cenizas.

Leopoldo Castilla

Antes de las olas, el agua

Antes de las olas, el agua
Hector Cañón
p.p 54
2016

Contraportada

Este es un libro que nos devuelve a donde muchas veces queremos estar, y no podemos: a las márgenes arrulladoras de los ríos. Entre las imágenes y sonidos naturales, captados por aquel que está atento y, al mismo tiempo, fantasea y viaja, las palabras de este libro nos hacen balancear entre el misterio de la realidad anterior al hombre, y la asombrosa capacidad de invención de eos seres que somos. Siempre allí, entre la visión y lo visto, entre la palabra y la cosa, entre el silencio y el murmullo: en las márgenes del río al que pertenecemos.

Juan Camilo Lee Penagos

 

Chiloé, ovejas en la memoria

Chiloé, ovejas en la memoria
Rosabetty Muñoz
p.p 70
2016

Contraportada

La gran poeta chilena Rosabetty Muñoz vive en el sur del mundo, en la emblemática isla de Chiloé. Desde allí ha trabajado su gran obra poética, detenida el el tiempo distinto que contextualiza a las naturaleza menos citadinas. Su obra se emparenta con la chispeante ilusión del paisaje -y de su propio paisaje cambiante-, como el ser de Heráclito: envuelto en el cambio cuando el río lo hace también. Así Rosabetty Muñoz muta la piel de sus poemas, desde las luces oscuras o metálicas del sur, donde traspasa por su memoria el encanto perturbador de las ovejas, que somos todos y que se van formando desde la belleza insólita de un paisaje único. Gran poeta Rosabetty Muñoz, uno de los discursos más fortalecidos de la poesía escrita por mujeres en este tiempo de extraños sucesos humanos y naturales.

Xavier Oquendo Troncoso

Todo alumbra

Todo alumbra
Mercedes Roffé
p.p 72
2017

Contraportada

Esta mínima antología personal de Mercedes Roffé reúne sus más intensos poemas, extraídos de cuatro de sus libros más recientes. En ellos se puede notar, dentro de una suerte de brevedad pensada una diafanidad trabajada desde las significaciones de las palabras, dejando el eco de sus verdaderos sonidos, de sus trabajados conceptos. Roffé no es poeta de metáforas repletas, sino de elásticos conceptos que permiten al lector bucear sobre su íntima lectura. Sus poemas en verso y en prosa transmiten, en un lenguaje extremadamente minimalizado, una suerte de universo poético hecho con sabia paciencia y observación, como si fuese empujada por el contemplativo camino de una poética oriental.

Su voz universal la sitúa entre las más altas cifras poéticas de su generación en nuestro idioma.

Xavier Oquendo Troncoso

 

¿De qué día es esta noche?

¿De qué día es esta noche?
Homero Carvalho
p.p 49
2017

Contraportada

“Muchos pueblos desaparecen, no son la noticia del día.” escribe el poeta y narrador Homero Carvalho, quien nos entrega una visión algo nostálgica, pero no menos confrontacional ante el aniquilamiento de sus -nuestros- pueblos. Entre el Altiplánico y la Amazonía -su cultura- entre lo agresivo de los cerebros occidente o colonizadores que dispararon ripio, modernidad, artificio del barro.

¿De qué día es esta noche? es un libro para leer, sentir, releer. Escrito con inteligencia – pocos poetas son tan asertivos y alcanzan gran nivel entre técnica, sintaxis y reflexión, como lo hace Homero. Al mas puro estilo crítico. Con la palabra en alto, con un lenguaje comprometido y la construcción de un mundo que jamas borraran.

Oscar Saavedra Villarroel
Chile

Antología poética

Antologia poética
Marta López Luaces
p.p 76
2017

Contraportada

La poesía de Marta López Luaces se aparta de los patrones estéticos hoy dominantes. Su poética se caracteriza por las marcadas referencias a las diversas tradiciones de la poesía universal y por el enlace de distintos recursos. De este modo borra los límites tradicionales para privilegiar un lenguaje poético tan audaz como original.

 

Un grito de otoño en un jardín de rosas histéricas

Un grito de otoño en un jardín de rosas histéricas
Francisco Bustos
p.p 41
2017

Contraportada

Los versos largos (casi versículos) que conforman los poemas de Francisco Bustos en este, su primer cuaderno, están formados por un ritmo deseoso de decir, de explotar en figuras poéticas, de inundar su discurso en una laguna semántica, donde las afirmaciones y oposiciones van de la mano siempre. Bustos explora en el lenguaje la verbalidad huidobriana del creacionismo. Forma poemas en una melopea que parece una opereta mágica, donde la poesía va naciendo en chorros de cascada portentosa. Consigue así un fino y condensado poemario que dará que hablar en la nueva lírica, porque se estrena con fuerza y sana ruptura, sin negar su verdad, su universo, sus caminos, su emoción, su sensibilidad.

Estos poemas están cosechados en el silencio de la verdadera creación que no entra en modas ni en formas gratuitas, solo están amparados con la verdad individual de un poeta legítimo. Ni más ni menos.

Xavier Oquendo Troncoso

Los hijos de Bob Dylan 

Los hijos de Bob Dylan 
Gordon E. Mcneer
p.p 199
2016

Contraportada

La poesía norteamericana, si la comparamos con la hispanoamericana, siempre ha ido hacia lo concreto. Este libro de Gordon McNeer, que reúne una amplia selección de sus poemas, nos hace saber que todos somos -un poco menos, un poco más- hijos de la cultura Dylan. Gordon, el hijo, casi hermano de Bob, es un poeta que vive una suerte de eterna juventud, una especie de parnaso citadino, una fuerza con tendencia de folk y rock. Una música que lo induce a decir. Y es que este es un poeta del decir, del nombrar, del responder. Aquí no hay tiempo para estar silenciando versos o desconectando palabras. Su verso sale porque quiere ser símbolo de la expresividad. Es también un poeta que añora y que vive, en sus recuerdos, nueva postmodernidad.

La presente edición bilingüe de sus poemas nos acerca a ese mundo en el que las atmósferas de la música formaron generaciones enteras, grandes conglomerados de sensibilidad humana. Por allí sale Gordon McNeer a decirnos su propia verdad, con la osadía y la fuerza de una canción. Gran poeta y gran actitud la de este vate tan ligado a latinoamérica como a la cultura del pop. Una voz que hay que leer con urgencia. Poeta necesario. Poeta de verdad.

Xavier Oquendo Troncoso