Desnuda ánima

Desnuda ánima
Gina López
2015
p.p 58

Contratapa

Estamos frente a un libro de poemas de grandes ambiciones lingüísticas. Intimista y auténtico. Realmente auténtico en el buen sentido de la palabra y en beneficio de ella. Gina López, mujer de lectura copiosa y buena formación académica, nos presenta un deambular tierno y desolado en la lírica del país. Tiene la convicción de quien ha sentido y pensado unos textos donde se funden y confunden amores ajenos, viajes, ciudades, vivencias, amores, desamores, paraíso-infierno, conquistas: Dulcineas nunca fueron princesas./ Heroínas nunca fueron rescatadas./ Damas nunca fueron entendidas,/ ni descubiertas ni amadas.
Ella sabe de su condición de mujer-poeta en el mundo. Sabe de la seriedad de este oficio de tinieblas, como definió Cela al oficio de escribir. Razones por la que sus textos lucen bien edificados al momento de su búsqueda estética. De su búsqueda interior: De la nada quedan llagas./ Mi verso: puñal que encanta y aniquila./ Mi voz / es solo/ POEMA.
Claro que las llagas de la nada que es lo que significa nuestro paso breve por la vida no están ausentes en este compendio. Claro también que el verso –su verso- es un puñal que encanta por su efecto y aniquila por su contundencia. Estamos frente a un gran logro, una certeza para la rara urbe de lectores de Poesía. Para el deambular tortuoso del POEMA.

Pedro Gil