El revés en el espejo / Fragmentos de un deceso

El revés en el espejo / Fragmentos de un deceso 
David Sánchez Santillán / Manuel Adrián López 
p.p. 82
2017

 

Contratapa

2alas es una colección de poesía creada por El Ángel Editor, desde Ecuador para el mundo hispano, que pretende reunir a muchos de los grandes autores más importantes de la poesía ecuatoriana con sus grandes colegas iberoamericanos, y que este encuentro se vuelva un lazo cómplice que traspase fronteras, que junte sensibilidades similares, que permita que dos poéticas se den la mano y traten de alcanzar al lector a través del vuelo cómplice de dos alas que crean a ese pájaro del poema.

En este libro están juntas las poéticas de David Sánchez Santillán (Quito, 1981) y Manuel Adrián López (Morón, 1969). Los dos conducen sus versos por sensibilidades parejas, pero personalidades y estilos distintos.

 

La poeta ecuatoriana Ana Cecilia Blum dice sobre la obra de su coterráneo: Han llegado hacia mí estos versos con unas alas que son pétalos pero que también son espadas. “Secretos sobre la vida inenarrables” en este acertijo de ciertas realidades que no logran ocultarse y tiene como deber el poeta devolverlas a la forma entintada de la página. A lo indicible no se teme, aquí se nombra, toma cuerpo de tierra o de aire, pero toma. Un puñado de potentes versos nos trae este poeta nuestro, y qué buena ruta ya recorre con ellos, cuando “desde su cabeza una nueva voz la nombra”, música de sílabas que se preparan para el vuelo.

Mientras que en la otra ala, Alicia Llarena, Catedrática de Literatura Hispanoamericana de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, España, se expresa sobre la obra de López: Cuando un poeta pone su corazón entre las manos, su vida entre los versos, su dolor entre las palabras y sus esperanzas entre las sílabas, el resultado es una poesía exultante de franqueza, que enseña y conmociona. un viaje intenso por la experiencia y la condición humana. Si además ese poeta se alinea con la belleza y destila una fijación preciosista en el detalle y delicadeza en la crónica de lo cotidiano, el resultado es éste, una lengua exquisita, la maestría del orfebre, que trasmuta el arte de vivir en el arte del poema.

El ave de estas dos alas construye su nido con palabras. La poesía será siempre el mejor lugar para vivir; ella es libre y migra como las golondrinas que no hacen el verano, sino que lo cantan. Los corazones lectores la necesitan para seguir palpitando.