Fulgor vivo

Fulgor Vivo
Felipe Triggó
p.p 104
2015

Contraportada

El deslumbramiento: esa forma de saberse distinto frente a las cosas, de encontrar misterio en lo que ya es científicamente prosaico, es lo que celebra, con la poesía, Felipe Triggó. En estas épocas donde el asombro ha perdido su capacidad, un joven poeta chileno viene a entregar el brillo de lo deslumbrante en taleguitas de oro poético. La primera persona se siente asombrado frente al paisaje y a los hechos que se van dando, mientras la vitalidad de una voz inspirada se sienta a contemplar el paisaje de fondo de la maravilla.

Lo natural se somete al contundente juez de los sentidos para hacernos participantes de la experiencia de vivir en sensibilidad. Para no arremeter contra la belleza pura. El poeta somete a su vivencia frente a la dignificación del momento. Y encuentra -a la vuelta de la esquina- la estética total.

El ser perceptivo que se descubre en las cosas. El hacedor de versos que revive el fuego en su fulgor más perdurable.

Xavier Oquendo Troncoso