La editorial

Tiene como propósito el publicar grandes autores ecuatorianos e hispanoamericanos, así como apostar por autores recientes. La editorial  abre nuevas puertas, nuevos panoramas, nuevos mundos. Y sobre todo, nuevos libros. Cada vez que se edita un libro en El Ángel Editor se piensa en el maestro Jorge Luis Borges y en aquella deliciosa frase que martiriza a todo bibliófilo: Con cada libro que nos venden, deberían vendernos el tiempo para leerlo.

El nacimiento de un libro es, quien sabe, el nacimiento, también, de algún lector más, y eso ya es un aporte a la humanización de este mundo al que quisiéramos arreglarle las costuras con libros.

Ese amor por los libros. Ese vientecillo de las hojas plegadas, cortadas y matizadas de la fragancia dúctil de lo nuevo es lo que nos obliga a seguir editando.   Desde que el buen Gutemberg nos entregó la suculencia de su invención, desde que la imprenta suena cuando entrega el árbol del libro ha nacido el mundo otra vez. El libro es la nueva creación. Es un génesis actual. Y eterno.

Editar libros es una labor de encuentros y búsquedas. Encontrar el libro indicado, el autor comunicable, que halle en las páginas al lector que busca y que halla en él el paraíso de la noche de insomnio. Así nace la labor de buscar en un libro el consuelo del lector.