Oda en plenilunio y balada del ángel

Oda en plenilunio y balada del ángel
Aníbal Fernando Bonilla
2012
p.p 79

Contratapa
En resumen: el camino de Aníbal Fernando está ya trazado; va a compartir su corazón entre la intimidad de la poesía, el periodismo de coyuntura, en el que se filtran gruesos elementos de cultura por muchos olvidada, y el servicio ciudadano a su entorno inmediato y al futuro de la nación y de la Patria Grande.

Él mismo lo ha definido con desgarramiento y belleza, que son los dos ingredientes principales de cualquier poesía digna de tal nombre:

Mi poesía es la síntesis
De la tragedia,
No tengo placer
Escribiendo retazos de lujuria,
Ya que mis manos se lastiman
Con sus espinas,
Y mis pupilas
Se llenan de aguaceros febriles.                                                                         

Pedro Saad Herrería