Para empezar el olvido


Para empezar el olvido
Vicente Robalino
2013
p.p 64

Contratapa

Para empezar el olvido, la nueva obra poética de Vicente Robalino, encarna el desasosiego experimentado por su yo lírico en un doloroso y largo viaje a través de la memoria. Odisea cuyo objetivo primordial consiste en arribar a ese puerto que, al contrario de lo que aseveraba la poeta peruana Blanca Varela, NO existe; porque aquel lugar yace disuelto en el olvido; su nombre, vacío de significados, acaso sea muy similar a la pureza de la muerte. Es así que este poemario constituye el espacio donde el poeta se transforma en su propio antagonista: fantasmal presencia que, con secreta nostalgia y certera ironía, anhela despojarse, ¿a beneficio de inventario?, de su pesadumbre, poetizando, minuciosamente, desde su acendrada soledad, cada decepción, cada sombra, cada silencio; es decir, el poeta desea exorcizar sus heridas, abiertas durante encarnizadas batallas contra sí mismo y contra un mundo casi siempre feroz. Entonces, cabe resaltar que la poética desplegada por Robalino en esta obra, gracias a la precisión de una escritura trabajada con mucho esmero, posee la fuerza de una catarsis que conmina a su yo lírico a arrancar de su vida jirones de recuerdos. Por eso, este libro debe ser leído como si se tratase de un baúl repleto de versos desgarrados, en cuyo fondo el lector encontrará la brújula rota de alguien que intenta, guiado solo por las metáforas de la tristeza, llegar a su destino, a ese puerto que no existe.

Carlos Enrique Garzón