Tempestad en la floresta

Tempestad en la floresta
Carmen Inés Perdomo Gutiérrez
2013
p.p 50

Contratapa

Palabras para un pétalo de acero

La poesía de Carmen Inés Perdomo parece reinventar la dulce o nostálgica incandescencia de su travesía vital, como una forma de desafiar el tiempo que se deshace a cada instante y que sólo un trazo, un gesto, un tono o el hechizo sonoro de una palabra logran perpetuar en la esquiva dimensión de la belleza.

Tempestad en la floresta contiene ese relámpago inconmensurable, esa revelación que navega “como un ave / que en su vuelo se deshoja”; Esa palabra arrobadora por donde fluye un alma sensible, capaz de ahogarse en una gota de rocío. La palabra lírica de Carmen Inés recrea las voces y los cuerpos, la piel de la noche que es el halo del amor con sus huellas, sus duelos y quebrantos.
En las tres partes en que está dividido –Cánticos de invierno, Pequeñas palabras y Jardín de la memoria-, este libro hermoso, decantado, fosforescente de añoranzas y de rotundos silencios, está elaborado con tal delicadeza que logra convertir cualquier naufragio en paraíso de asombros y estremecimientos.

José Luis Díaz-Granados