Un grito de otoño en un jardín de rosas histéricas

Un grito de otoño en un jardín de rosas histéricas
Francisco Bustos
p.p 41
2017

Contraportada

Los versos largos (casi versículos) que conforman los poemas de Francisco Bustos en este, su primer cuaderno, están formados por un ritmo deseoso de decir, de explotar en figuras poéticas, de inundar su discurso en una laguna semántica, donde las afirmaciones y oposiciones van de la mano siempre. Bustos explora en el lenguaje la verbalidad huidobriana del creacionismo. Forma poemas en una melopea que parece una opereta mágica, donde la poesía va naciendo en chorros de cascada portentosa. Consigue así un fino y condensado poemario que dará que hablar en la nueva lírica, porque se estrena con fuerza y sana ruptura, sin negar su verdad, su universo, sus caminos, su emoción, su sensibilidad.

Estos poemas están cosechados en el silencio de la verdadera creación que no entra en modas ni en formas gratuitas, solo están amparados con la verdad individual de un poeta legítimo. Ni más ni menos.

Xavier Oquendo Troncoso